1.3.07

Eclipse Lunar

Observad en la animación de abajo cómo el perímetro de la Tierra adquiere un color rojizo. Al fondo la esfera amarilla es el Sol tal y como se vería desde la Luna.


El tres de marzo eclipe total de Luna.


Febrero 28, 2007: Imagina lo siguiente: Es el año 2025 y te encuentras en la Luna. Tú "hogar" está ubicado a 100 metros de distancia —un asentamiento al borde del cráter Shackleton. La NASA comenzó a construirlo cinco años antes y está creciendo rápidamente. Eres uno de los obreros de la construcción. Como sucede siempre en estas regiones polares, el Sol se encuentra bajo, asomándose apenas por encima del escarpado horizonte lunar. Ajustas tu visor. Te sorprende lo brillante que puede llegar a verse un Sol que se encuentra bajo cuando no hay atmósfera que lo oscurezca. De repente, la intensa luz se extingue. Arriba, en el cielo, un enorme y obscuro disco cubre el Sol. Un "anillo de fuego" de color rojo aparece donde se encontraba el Sol sólo unos momentos antes y su brillo hace que el suelo se torne rojo debajo de sus pies.Lo has estado esperando. Se trata de un eclipse.





En la Luna, el suelo se torna rojo durante un eclipse lunar. Los astronautas que se encuentren en la Luna van a experimentar eclipses generalmente una o dos veces por año: la Tierra se desliza frente al Sol convirtiendo el día lunar en una extraña clase de noche rojiza. Éste será uno de los puntos memorables de cualquier viaje lunar. El encanto del eclipse proviene de la Tierra. Nuestro planeta bloquea el Sol por completo puesto que es tres veces más grande pero, curiosamente, esto no causa la oscuridad completa. Los rayos de luz solar se curvan (se refractan) alrededor de la orilla de la Tierra y se filtran a través de la atmósfera. Vista desde la Luna, la orilla de la Tierra se enciende como un anillo de fuego del color de una roja puesta de Sol -uno de los espectáculos más hermosos del sistema solar.





¿No puedes esperar hasta el año 2025? El próximo eclipse está a la vuelta de la esquina: será el sábado 3 de marzo de 2007. Al estar "pegados" a la Tierra, no podemos ver el anillo de fuego, pero sí podemos ver el brillo rojizo que produce en la Luna. El fenómeno se podrá observar en diversos lugares en los siete continentes, incluyendo la mitad este de Norteamérica.





En los EE.UU., el eclipse ya habrá comenzado cuando salga la Luna el sábado por la noche. Consejo para la observación: encuentra un lugar con una vista despejada del horizonte, en el Este, y colócate allí cuando comience la puesta del Sol. A medida que el Sol vaya desapareciendo detrás tuyo, una Luna roja ascenderá ante tus ojos. Las nubes o la contaminación a menudo enrojecen las lunas cuando ascienden, pero esta Luna tendrá el extraordinario y profundo color rojo que solamente se aprecia durante un eclipse lunar. A medida que la mires ascender en la noche, imagina cómo sería estar de pie al lado del cráter Shackleton observando desde la dirección opuesta.





Esto no es tan exagerado. La NASA planea enviar astronautas de regreso a la Luna, a más tardar en el año 2020. Desde su campamento en la base polar, los humanos explorarán el terreno en búsqueda de recursos que puedan utilizar para "vivir del suelo". Estudiarán la geología lunar y aprenderán más acerca del extraordinario potencial que tiene la Luna para revelar antiguos secretos de la Tierra y del Sistema Solar. También evaluarán qué tecnología se necesita para futuras misiones a Marte.Y, ocasionalmente, cuando el terreno se torne rojo, harán una pausa y levantarán la mirada hacia un anillo brillante en el cielo.El próximo 3 de marzo será una buena noche para imaginar eso.

No hay comentarios: